Pinochet, más vivo que nunca

Mauricio Weibel desvelaba ayer en The Clinic una terrible noticia en la historia reciente de Chile. Lo hacía, precisamente, en el 40 aniversario de la muerte de Salvador Allende, una figura que marcó un punto de inflexión en el nuevo socialismo y que, por extensión, representó como pocos lo que es una verdadera democracia: igualdad y libertad. ¿Cómo lo hizo? Atacando al mayor enemigo de la democracia en la actualidad: al capitalismo depredador que se ha llevado -y se lleva- más vidas por delante que cualquier plaga, guerra o desastre natural.

Seguir leyendo...

No hay comentarios:

Publicar un comentario