Marlaska es el nuevo Ábalos

No eran matices, como dijo la portavoz del Gobierno, Isabel Rodríguez; era un proceso "nulo de pleno derecho", según la Fiscalía de la Audiencia Nacional. Así ha calificado el fiscal Manuel Campoy a las devoluciones de menores marroquíes que tuvieron lugar desde Ceuta el pasado mes de mayo. El escrito de la Fiscalía es tajante al afirmar cómo los derechos de estos jóvenes fueron pisoteados por el Estado español, después de que Marruecos los utilizara para chantajear a nuestro Gobierno (una vez más). Hoy todas las miradas deben posarse sobre el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, al que si le quedara un mínimo de honestidad debería dimitir.

Seguir leyendo...

No hay comentarios:

Publicar un comentario