Teddy Bautista, dimisión

Así de contundente se debería ser con Teddy Bautista, este personaje que cree pertenecer al mundo de la cultura cuando, en realidad, forma parte de ese clima de corruptela y ambición desmedida que flota en la actualidad en diversos frentes.

Afortunadamente, algunos de los propios miembros de la SGAE se han dando cuenta de ello y algunos, como Santiago Auserón, demandan un cambio generacional en la cúpula directiva. Auserón considera que la SGAE está "demasiado preocupada por sacar rentabilidad en lugar de propiciar un debate sin prejuicios sobre la propiedad intelectual".

Pero el que fuera líder de Radio Futura va más allá, y asegura que “los actuales directivos están más preocupados de adquirir inmuebles que de contribuir a un diálogo social a fondo sobre dichos temas”.

No es el único. Otros artistas como Luis Cobo Manglis, uno de los máximos representantes del rock andaluz, también ha expresado su malestar con el rumbo que está tomando la SGAE. Pues eso. Manos a la obra con ese cambio generacional, que esa cúpula deje de chupar del bote sin beneficiar ni a los creadores ni a los consumidores de cultura.

No hay comentarios:

Publicar un comentario