El espía falso del CNI

La historia de José Antonio Expósito Serrano es de lo mejor que he leído desde hace años. Imaginen: un guardaespaldas -el del famoso 'Tamayazo'- que, aburrido de una vida insulsa, aburrida, en la que prácticamente hacía de niño de los recados, decide un buen día hacerse pasar por espía del Centro Nacional de Inteligencia (CNI).

Durante el juicio, él mismo ha explicado que los altos cargos el Banco Santander Central Hispano, para los quienes trabajaba como chófer, le "hacían ir a por bolsas al Corte-Inglés y a por sus hijas. Eso me provocó un trauma que me llevó a crear todo esto". ¿Qué es 'esto'? Pues que "les dejaba entrever que colaboraba con los servicios de inteligencia a nivel electrónico y operativo. Estaban convencidos de ello. Lo hacía con la simple, llana y tonta intención de sentirme importante y destapar mi propio ego. Me sentía bien si la gente me alababa".

La historia no tiene desperdicio, de guión de película, porque Expósito llegó a contar que había participado en operaciones terroristas como agente del CNI, falsificó los distintivos de este organismo, descargando logotipos del CNI y confeccionando carnet falsos con una cartulina y "poniendo letritas", como indica El Mundo.

Ahora está siendo juzgado, junto a otros dos agentes de la Policía Nacional que mordieron el anzuelo y le pasaban información bajo cuerda, supuestamente relacionada con la seguridad del banco. Ha cometido un delito, es evidente pero, ¿saben qué? Este pobre hombre despierta mi simpatía hasta el punto de llegar a creer que con su osadía, no sólo ha evidenciado la fragilidad de nuestra seguridad -que también debería someterse a juicio-, sino que ha hecho méritos sobrados para ser realmente espía del CNI. Apuesto a que tiene más dotes innatas que muchos que oficialmente ya lo son.

1 comentario:

  1. Lo extraño verdaderamente es que sea el único caso conocido que está siendo juzgado por esto. A saber cuantos hay haciendose pasar por agentes, o peor aún, cuantos agentes pudiera haber obteniendo beneficios personales... hay por canarias algunos... si se investigara correctamente, saldrían a la palestra asuntos "magistrales"...

    ResponderEliminar