Las cuentas no le salen a Bardem

Seguimos a vueltas con la malograda Ley Sinde y la sarta de imprecisiones que he estado leyendo este fin de semana. La primera ya la dijo Álex de la Iglesia al hablar de cómo se hacen ricos los portales de descargas a través de los banners de publicidad. ¿Por qué no dan cifras? Ni uno sólo de los que hablan, escriben, reproducen o retweetean han sido capaces de dar cifras. Bien es cierto que es complicado, como bien ha expuesto Nacho Escolar tomando como ejemplo Burn Media SL, la empresa que hay detrás de los portales seriesyonkis.com o peliculasyonkis.com. Con Alexis Hoepfner como único administrador de la empresa según el Registro Mercantil (Pág. 40), la sociedad limitada fue creada a finales de 2009, aunque los portales bien es cierto que ya funcionaban antes. Aún no se han depositado las cuentas en el Registro por lo que no es posible saber su balance comercial.

Pero podemos echar las cuentas de otro modo. Según la IAB (Interactive Advertising Bureau), los ingresos por publicidad online en el primer semestre del año ascendieron a 377,43 millones de euros, aún muy lejos de los soportes de papel donde, sólo los diarios, superaron los 526 millones de euros. De esos 377,43 millones de euros, tan sólo 181,29 millones de euros corresponden con formatos gráficos, esto es, los banners de De la Iglesia; el resto (un 52%)se corresponde con los buscadores y enlaces patrocinados. La mayoría de los ingresos por banners viene por la vía del CPM (Cost Per Thousand impressions), es decir, que el anunciante paga cada vez que su anuncio se muestra 1.000 veces.

Si tenemos en cuenta que el 76,28% de los ingresos es absorbido por las diez primeras empresas y que seriesyonkis ocupa el puesto 15 según Alexa -por debajo de Marca (8), El Mundo (13) o El País (14)-, nos daremos cuenta de que no puede quedar mucho beneficio. De hecho, descontando lo que dejan las diez primeras y ciñéndonos sólo a los formatos gráficos, estos portales se han de repartir ese semestre unos 43 millones de euros con webs tan potentes como la de El Mundo, El País, As o eBay. ¿Cuánto le puede quedar?

Por eso me da rabia que la gente hable sin saber de lo que habla. Por favor, que se documenten y aporten datos porque si no, se desacreditan ellos mismos. Incluso, me sorprendió -no puedo decir que gratamente- la carta abierta de Javier Bardem en El País. Pensaba que era un defensor de las libertades, pero veo que cuando hay pasta de por medio éstas se sacrifican. Y no hablo de la libertad de descargar y de la libertad de expresión de que hablan buena parte de los detractores de la Ley Sinde -eso es otra barbaridad-, hablo de la libertad a ser juzgado por un juez y no por una comisión ministerial, como estipulaba el texto del Gobierno. Pero a Bardem, en un texto lejos de ser original -es más bien simplón y pueril, pataleta pura-, mezcla churras con merinas y habla de ladrones y de crímen. Ojo con sentencias que ni siquiera han ratificado los jueces, pues hay muchos juicios a favor de quienes descargan, porque se pueden volver en contra de uno.

Lo único que le puedo decir a Javier es que en su analogía le ha faltado algún apunte, como el que se refiere a que incluso el verdulero o el agricultor han decidido vender sus frutas y hortalizas por Internet para evitar el incremento desmesurado que incorporan los intermediarios. Muchos de ellos se han sabido adaptar al modelo y han salido mucho más que airosos -como Avatar, que fue de lejos la película más descargada y, además, la que batió récord de taquilla en los cines-. Pero el gremio de creadores no, ellos prefieren seguir anclados en el pasado, descalificando a quienes van en su contra y ni siquiera escuchando a quienes defendemos la propiedad intelectual, pero también los derechos civiles a ser juzgados por un juez.

Los creadores han perdido mi respeto al ver cómo apoyan el 'todo vale' para defender su pasta, aunque sea sacrificando libertades. Qué pena... casi tanta, como que sean sólo ellos a los que se escucha que son, precisamente, los que más pasta sacan de todo el tinglado. No escucho nada del resto de agentes implicados en el proceso y me encantaría, pero no. Y qué pena que los creadores sean creativos para lo que quieren, pero no para proponer alternativas al modelo tradicional, aún cuando se hace hoy más necesario que nunca. No, prefieren vivir en una especie de burbuja, aprovechando Internet sólo para lo que les interesa (sus promociones) o, lo que es lo mismo, sólo recibir pero no dar. Alguien debería instruirles, porque Internet no funciona así.
Y las burbujas siempre explotan.

1 comentario:

  1. Fabuloso comentario. Ya que despues de la avalancha informativa del dia de la votacion de la ley Sinde para lo unico que se oye a toro pasado es solo por la parte de los creadores y los lobbies de la industria. Para nada hablan con los que estaban en contra de la ley aunque, ya llevo años sabiendo que las noticias en la red y la de los otros medios parecen que viven en universos paralelos. Pierden el tiempo en videos chorras de youtube sacados de Yonkis o Elrellano y no en la autentica informacion.

    ResponderEliminar