Personaje del día: Controladora bravucona

Susana Romero, controladora en el aeropuerto de Lavacolla: "No cobro ni  200.000 ni 100.000 euros al año". En respuesta a esta afirmación, AENA ha autorizado a la controladora a hacer pública su nómina y las horas trabajadas en los dos últimos años.
Romero, sospechosamente, se ha negado.

4 comentarios:

  1. En efecto, si es tan fácil dejar en mal lugar las declaraciones de Blanco sobre el sueldo de los controladores, ¿por qué no lo hacen de una vez? Se ganarían a muchos de los que ahora están en contra...

    ResponderEliminar
  2. aqui hay dos temas:por un lado un sueldo y luego un trabajo. Si quieres ganar mucha pasta, entiendo que buscarás un curro que te lo haga ganar. Ahora te piden que hagas publica tu nómina y no la muestras. Y por otro lado tiene que ver con una vocación. Ser controlador, enfermera, maestra, barrendero. Lo haces por realizarte como persona o por llenarte los bolsillos. Cuando se dice que sin los controladores aéreos, el aeropuerto está inoperable, bueno formen mas controladores. O los que siguen esta carrera tiene un espíritu de manipulación sobre las masas? no lo sé, pero he trabajado mucho tiempo en campos de refugiados y os aseguro que allí nadie hace huelga y nadie va por el dinero, sino por hacer algo por el otro, ayudar a cubrir una necesidad básica del individuo: alimento, salud, educación. ¿alguien puede explicarme entonces porque un controlador puede "controlar" esta situación? Nadie es indispensable. el cementerio está lleno de indispensables. Pero se toca a los controladores aéreos, y parece que es el fin del mundo. Pensemos una solución no en justificar razonamientos y planteamientos de malcriados, a quienes siempre se les ha dado todo, por miedo a que "se enojen". Jolín, médicos que operan en Palestina con la luz de un móvil. Peridistas que escribimos una notra en medio de fuego cruzado, fotógrafos que fallecen en actos de servicio para que la humandiad sepa que está ocurriendo, Médicos que mueren de la misma enfermedad contra la que luchan. ciudadanos de la calle que trabajan día tras día, sin pensar que son indispensables.

    ResponderEliminar
  3. Bueno, Betina, de verdad que yo no quiero abordar lo que ganan o dejan de ganar, creo que es una cosa a solucionar al margen de lo demás. Tampoco les puedo pedir vocación, porque si pidiéramos vocación y entrega a todo el mundo, en fin... de hecho, me da igual si es vocacional o no. Lo que sí es exigible es que el trabajo se realice con eficiencia. Lo que debemos pedir los ciudadanos es transparencia, por parte del Gobierno y de los controladores, y temo que ninguno de los dos la está teniendo, lo que da qué pensar (que ambas partes están interesadas en ocultar hechos). Pero todo esto, absolutamente nada de esto, ni justifica ni actúa como atenuante para que los controladores paguen como deban el daño que infringieron con sus bajas fraudulentas.

    ResponderEliminar