iPad manda al hospital a más de cien chinos

En alguna ocasión he criticado ciertas actuaciones de Apple, aunque siempre he reconocido el poder de su maquinaria de marketing. Es increíble la capacidad que tiene de meterse en la 'agenda informativa' de los medios, sin que se le pueda atribuir que el motivo que se esconde es ser un gran anunciante. Si por algo se ha caracterizado la compañía de Steve Jobs no ha sido, precisamente, por apostar por esta vía para publicitarse. Y, sin embargo, ahí está, día sí y día también en los medios de comunicación -la última, la demanda a Samsung por supuesto plagio.

¿Su secreto? Realmente es un misterio, porque hasta el fenómeno de iPhone y, posteriormente, iPad, ni siquiera podemos decir que tuviera el calado suficiente en el mercado para justificar esa corbertura en los medios de comunicación. Además, por lo general, cobertura positiva, altamente comercial y promocional. Es cierto que el año pasado la oleada de suicidios en las fábricas chinas de iPad salpicó a Apple, pero casi se puede considerar una excepción.

En este sentido, ¿han leído en algún medio la noticia a cerca de cómo cientos de empleados chinos que trabajaban en las plantas de producción de iPad tuvieron que ser hospitalizados? ¿El motivo? La utilización de una sustancia -hidruro de hexilo- en el proceso de producción de las pantallas del iPad, acelerándolo para que en Occidente tuviéramos nuestro flamante iPad. Sí, es posible que la pantalla en la que está leyendo este post envenenara a los trabajadores que la produjeron. Los hechos se produjeron entre mayo de 2008 y agosto de 2009, pero ha sido ahora cuando se ha remitido un informe a Apple que, por supuesto, se ha vuelto opaca. Todo lo contrario que a la hora de hablar de su demanda contra Samsung, por ejemplo.

El problema es que los medios también se han vuelto opacos... ¿o no?

2 comentarios:

  1. No conozco a nadie que se haya hecho rico sin ser un sinvergüenza.

    ResponderEliminar
  2. Buen apunte. ¿Tan complicado resultará ser transparente y honesto? Cuando estás en Bolsa, imagino que no.

    ResponderEliminar