Obama y sus malabares iraníes

Obama anda en la cuerda floja. A pocos meses de las elecciones presidenciales, Irán puede jugarle una mala pasada. Sus rivales lo saben y lo aprovechan utilizando la estrategia del miedo. A las puertas de su, probablemente, ‘Super Martes’, el candidato republicano Mitt Romney lanzaba un mensaje: “Si Obama es reelegido, Irán tendrá un arma nuclear y el mundo cambiará”. Casi .

¿Y qué debería hacer Obama? Parece evidente que iniciar otra guerra le apearía definitivamente de la Casablanca, por mucho que los republicanos metan ese miedo. De hecho, lo saben perfectamente y buscan premeditadamente arrastrar al presidente a un problema sin solución*. Por eso, el mensaje oficial de EEUU, con el que se viene a respaldar la política actual de NO a la guerra, es que Irán, aunque tiene el poder y la tecnología para ello, aún no ha decidido construir un arma nuclear, pero el estallido de un conflicto sería el empujón final para hacerlo. Así que, al menos hasta pasado noviembre y salvo imprevistos, no habrá guerra.

Seguir leyendo...

No hay comentarios:

Publicar un comentario