Un país de antisistemas

Las duras declaraciones ayer del ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, en referencia al aniversario del 15M huelen a amenaza. Las de Esperanza Aguirre, tocada el mismo día por las acciones ciudadas emprendidas contra el tarifazo del Metro, son una provocación.

El próximo 12 de mayo arrancarán los actos de celebración del aniversario del 15M y todo lo que ello representa: desde el despertar de conciencias adormecidas contra la injusticia social, a la lucha contra los desahucios, pasando por reclamar una Educación pública, gratuita y de calidad. Y el Gobierno tiene miedo, sabe del poder del movimiento por mucho que se haya empeñado en negarlo. Aún no ha hablado de la mano del PSOE detrás de los actos de aniversario, pero lo hará. Y se volverá a equivocar, porque detrás del 15M no hay más que la ciudadanía, la misma que ha sido estafada por bancos, empresarios y políticos.

El 12 de mayo será el día perfecto para que el reaccionario Fernández Díaz sea consciente del país de antisistemas que tiene entre manos, al que no podrá parar ni con brutalidad policial legalizada, ni con cordones sanitarios para aislar a los poderosos, ni con webs que incumplen la legalidad, ni con reformas represivas y desproporcionadas del Código Penal dignas del mismísimo Franco. Sencillamente, no podrá, ni siquiera sabrá cómo hacerlo porque por cada antisistema detenido, surgirán dos, por cada ciudadano apaleado, se manifestarán diez.


Hace bien el Gobierno en preocuparse por el 12M, pero no por sus acampadas ni por sus celebraciones -en las que la violencia no se promueve por parte del 15M-, sino porque esos días España estará en el punto de mira internacional como foco de rebelión indignada. Madrid y Londres serán los epicentros revolucionarios de Europa y por eso se ha de preocupar el Gobierno, porque el núcleo antisistema lo tiene en casa, no viene de fuera, y o rectifica en sus políticas o le explotará en las manos.

El 15M, inspirador de Occupy London, ha conseguido tener más poder e influencia en Europa del que tiene el Gobierno de Rajoy. Y eso escuece. Y eso da miedo a un Gobierno que se siente cuestionado, en la cuerda floja.

4 comentarios:

  1. Afortunadamente españa es mas que un slogan
    Ni cuando franco fue franquista al 100%
    Ni cuando la republica fue republicana
    ni cuando el "socialismo" fue socialista
    y ahora con los peperos pues eso españa no es pepera
    Pero tampoco es cualquier otra cosa simplista que se te ocurra

    Los del 15M ya se han pegado entre ellos y ya hay dos facciones enfrentadas

    Como a los giliprogres s e les olvido que lo que unia a la gente era la lucha contra la CORRUPCION POLITICA pues se acabo el 15 M

    HAy otros movimeintos ciudadanos ( y ya se que, como ateilllohispanocortodemiras te joden personalmente)

    Estos hacen mas por la gente que todo el 15M y el socialismo y el sindicalismo juntos

    Me refiero a.

    http://www.elmundo.es/elmundo/2012/04/26/solidaridad/1335449602.html

    Al menos obtienen resultados contrastables

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, buena noticia. Pues Cáritas, como empresa que es a la luz de la noticia que adjuntas, que pague sus impuestos y se autofinancie, como todo hijo de vecino, ¿no? Gracias por iluminarnos, maestro.

      Eliminar
  2. El mismo Jesucristo se rebelaría ante tan modestas miras, estimado Anónimo. ¿Acaso Cáritas, organización a la que estimo y elogio, va a cambiar el estado de cosas que generan tanta pobreza? El mismo Cristo dijo: Siempre habrá pobres y habrá pobreza, no lo podréis evitar, pero ocasiones de tenerme entre vosotros sólo hay esta...¿Es exagerada la comparación? Yo no lo creo..¿Y si un cachito de Espíritu Santo habitase también en el 15M? ¿Y si es el espíritu del Hombre lo que se está manifestando, el Cristo vivo? Pero los hay que prefieren seguir viéndole crucificado...¿Verdad?

    ResponderEliminar
  3. "Cuando doy de comer a los pobres me llaman santo. Cuando pregunto por que hay pobres me llaman terrorista"
    Casaldaliga, obispo de Brasil. En los tiempos que el actual Papa era inquisidor intentaron forzar su retiro.

    ResponderEliminar