El Gobierno tiene miedo

No, no son antisistema. Son Mossos d'Esquadra infiltrados y encapuchados, sembrando la confusión entre la ciudadanía, tratando de confundirla como si el 15M tuviera esa actitud intimidatoria.
El Gobierno tiene miedo y es normal que lo tenga, porque si la ciudadanía se rebela con la fuerza, con la contundencia que la injusticia social que tiene lugar legitima, será imparable. Por eso, Rajoy y sus adláteres recurren a las amenazas, a la intimidación, ya sea por la via de una involución en el Código Penal con medidas represoras o llamando gamberros a los sindicatos.

El Gobierno tiene miedo y está nervioso. Cada vez que escucha la palabra 15M le tiemblan las rodillas y por eso es incapaz de permitir siquiera una mesa informativa en Sol; una mesa como las de las loteras, no vayan ustedes a pensar que había tienda de campaña de por medio. Por eso, en Barcelona y de cara a la cumbre del BCE, ha plagado las calles de policías infliltrados amenazando con que "hay muchos policías de paisano, es decir, de que a este que lleva el brazalete le ves, pero a otros muchos no". Ojalá el Ejecutivo destinara esa energía y recursos en la Agencia Tributaria, en lugar de conceder amnistías fiscales.

El Gobierno no se da cuenta que el miedo no funciona con el pueblo; más bien, tiene el efecto contrario, imprime aún más fuerzas para rebelarse contra la injusticia social. A más represión, más acción. Desde el ministerio del Interior se ha puesto el foco en evitar una acampada temporal de cuatro días en Sol el próximo 12 de mayo. Una acampada en la que se habla de economía y la decadencia del capitalismo, en la que se analizan las políticas sociales del Gobierno, en la que se cuenta la verdad. Y eso no le interesa al Ejecutivo.

Pero, ¿y si no se acampa en Sol? ¿Y si se va a Jacinto Benavente? ¿O a la Plaza del 2 de mayo? ¿O a la Plaza de Oriente? ¿O en la misma Plaza Mayor? Hay muchos puntos, demasiados para ser cubiertos por las limitadas Fuerzas del Orden y que, en el 12M en cambio, pueden ser cubiertos simultáneamente por los ciudadanos, por todos los antisistema llamados a derrocar a quienes nos someten. ¿Qué hará entonces Fernández Díaz?

Recomendación para antisistema de toda España, sobre todo los movilizados en Barcelona esta semana y en Madrid para el 12M: nunca se identifiquen ante una persona que dice ser agente de Policía si éste no se identifica antes. Apunte su número de identificación y si lleva el móvil encima, grabe el audio de la conversación que tenga con el agente. No es amenaza, es transparencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario