#SOS Educación

Dos noticias, una mala y otra buena. La mala: los recortes salvajes que el Gobierno está ejecutando en la Educación, minando el futuro de nuestros jóvenes y, por tanto, del país. La buena: por primera vez, España vive una huelga unitaria, esto es, en todos los niveles educativos. Se habla de un millón de trabajadores y hasta 7,5 millones de estudiantes, todos unidos contra los efectos letales del recortazo de Wert.

Otro buen ejemplo de huelga solidaria de un colectivo, el de los profesores, que está pasándolo francamente mal, que en algunas Comunidades ya ha perdido muchos días de sueldo para defender el puesto de trabajo de miles de interinos -y con ello, la calidad educativa- y no, como malintencionadamente alegaban  quienes recortan que era en protesta por tener que trabajar dos horas más. La inversión de España en Educación respecto al PIB ya era inferior a la que realizan países como Etiopía, Irán o Malawi; ahora, tocará mínimos históricos, muy alejado de la media europea.

Hoy todos, tanto profesores como alumnos, deberían ir al a huelga y eso pasa por que los padres no utilicen hoy el colegio como guardería y hagan el esfuerzo de ausentar a sus hijos del centro escolar porque si hoy no protestan, mañana lo lamentarán. Y no basta con dejar al niño en casa, hay que explicarles, hay que hacerles saber que no es un día de vacaciones más, que es un día más para formarse como ciudadano, ejerciendo un derecho para que no le quiten otro.

Rompamos la pasividad, la desilusión y el conformismo que sigue instalado en algunos sectores de la sociedad y hoy, TODOS a la calle en defensa de la Educación. Sólo así y si Rajoy sigue sin dar la cara, si continúa sin escuchar a prostestas tan masivas e inéditas en la Democracia española, al menos no tendremos que lamentarnos cuando haya que tomar medidas más drásticas. Mucho más drásticas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario