Fe ciega

Respetar a los gobernantes, salir de casa con la sartén y sólo usarla para una cacerolada de protesta, no asaltar el Congreso de los Diputados, sólo puede ser ya posible gracias a un auténtico acto de fe ciega -valga la redundancia-. Y es que los vaivenes del Gobierno con las riendas del país dan más la impresión de no hacerse con los caballos desbocados de la crisis que de llevarnos a buen puerto.

Rescate sí o rescate no, esa parece ser ahora la cuestión. Mientras Rajoy y su Ejecutivo -salvo Margallo- niegan tajantemente la posibilidad del rescate,  el portavoz del PP en la Comisión de Asuntos Exteriores del Congreso habla abiertamente de la posibilidad de ser rescatados, aunque desde las filas del PP se matice que es "su opinón personal". Sin olvidar, claro está, que aunque Rajoy dijo hace unas semanas que no había fondos suficientes en Europa para rescatar a España, hoy sabemos que Alemania está empujando al país a ello.

Es la gota que colma el vaso, ya rebosante tras las cuentas falseadas en Comunidades Autónomas gobernadas por el PP y, sobre todo, el escándalo de Bankia, en el hemos podido comprobar uan vez más cómo la élite es endogámica y se protejen unos a otros, cómo se ha mentido sistemáticamente sobre las cifras de la entidad para terminar pagando con dinero público -casi 24.000 millones de euros- la mala gestión de unos cuantos, sin pedir una sola explicación a cambio.

En el pasado reciente -Rajoy apenas lleva seis meses en el Gobierno-, toda una lista de promesas incumplidas con la subida de impuestos, el copago sanitario y de la Justicia, la amnistía fiscal premiando a los defraudadores, el recortazo en Educación o el abaratamiento del despido a la cabeza... y lo que está por llegar, porque lo siguiente, que parece ya inevitable, será tocar las pensiones -a la baja, claro está- y subir el IVA.

Así las cosas, ¿qué otro factor, sino la fe ciega, podría impedir que la ciudadanía saliera a la calle en tromba hacia las instituciones públicas y exigiera lo que es suyo, esto es, la soberanía popular? ¿Qué otra cosa, sino la fe ciega, consigue que el Gobierno de Rajoy siga en el poder apesar de haber quedado ya totalmente deslegitimado?

Por eso, la cuestión no es rescate sí-rescate no; sino ¿hasta cuándo aguantará esta fe ciega?

1 comentario:

  1. Has visto muchas peliculas, te gusta jugar a ser revolucionario.."tigre de papel".

    Posiblemente pertenezcas a esa clase que, suceda lo que suceda, a ellos nunca les pasa nada.

    Si no , no se explica tanta exaltacion "revolucionaria".

    Aunque tu opinion acerca de como debe de estar la gente fuera verdad ( que , a los hechos me remito, no es asi) aunque eso fuera cierto digo:

    Tú presunta revolucion:
    ¿tiene fianciacion?
    ¿puedes comprar armas?
    ¿puedes llevarlas a tu pais?
    ¿hacerlas pasar la frontera?
    ¿puedes pagar asesores militares?
    ¿puedes pedir ayuda a alguna organizacion militar internacional?

    Pues eso es lo que han hecho todos los revolucionarios desde Lenin hasta los gualtrapas de Libia ( y ahora en Siria)

    Entonces, si no eres capaz de ofrecer todo eso, no te ofendas pero sencillamente ni tú ni quienes te rodean, teneis ninguna capacidad ni tecnica ni operativa para tomar el poder en ningun pais del mundo.

    Dedicate a cosas mas viables ( y por lo tanto mas importantes) tienen menos glamour pero son mas practicas.

    Aunque si como parece, en realidad te pagan los fachas para que entretengas a tu público con objetivos irreales y absurdos alejandoles de los que SI QUE PODRIAN ALCANZAR... continuaras sermoneandonoS desde posiciones sectarias.

    Saludos

    PD Apuesto a que continuará sermoneando a los "tigres de papel" ;-)INMEMORIAN 15M R.I,P.

    ResponderEliminar