Golpe de Estado

Dolores de Cospedal ha vuelto a comparar el 25-S con el 23-F. Desde su tribuna, con el desdén y la soberbia a que nos tiene acostumbrados, ha negado el carácter pacífico de la convocatoria de mañana y, aún no sé en base a qué, se ha arrogado el sentir de la opinión pública asegurando que está en contra del 25-S. Ha sido, junto a los 1.400 antidisturbios y las últimas declaraciones sobre nazis de la bienmandada Cifuentes, la culminación de la estrategia del miedo del PP.

Algo tiene el PP y este Gobierno en su hacer que a la mínima parece materializarse la criminalidad de masas. En cualquier época, la estrategia del miedo por parte del poder ha sido una tónica general pero, a diferencia de lo que sucede ahora, los de arriba sabían hacerlo de un modo más refinado. Sin embargo, en estos tiempos convulsos en los que a una parte de la sociedad le ha dado por pensar, el Gobierno no escatima en severidad, ni en las formas ni en el fondo. Algo tiene, como digo, este Gobierno que cuando imparte su Justicia, en lugar de castigar, se venga.

Seguir leyendo...

No hay comentarios:

Publicar un comentario