El Gobierno español falla a los españoles

Marruecos expulsó ayer a ciudadanos españoles. No es ni la primera ni será la última vez que lo haga. Y como tantas otras veces, el Gobierno español vuelve a fallar a sus propios ciudadanos. Después de haber traicionado sistemáticamente a los saharauis, quienes fueron ciudadanos españoles una vez y dejaron de serlo por capricho, entre otros, del rey Juan Carlos I, ahora lo hace con quienes aún lo son. ¿Cómo se concibe si no que ante la expulsión de activistas españoles por parte de las fuerzas de seguridad marroquíes, García Margallo no intermedie y dé la cara por sus compatriotas ante tamaña violación del Derecho Internacional? Ni siquiera se ha pronunciado, como tampoco lo ha hecho la inoperante Unión Europea.

¿Qué habría sucedido si este hecho se produjera, por ejemplo, en Cuba? Allí, sin ir más lejos, hemos visto cómo un dirigente de las Juventudes del PP cometía homicidio involuntario al conducir un coche sin tener ni siquiera carné (había perdido todos los puntos del mismo en España) y toda la diplomacia española se desplegó para tratar de salvarle el pellejo.

Seguir leyendo...

No hay comentarios:

Publicar un comentario