Robar es legal

Imaginen que uno de sus vecinos guarda en un almacén cercano kilos y kilos de comida. Un buen día usted decide hablar con el presidente de la comunidad de vecinos porque el del cuarto le ha propuesto venderle los alimentos a buen precio. Tanto el presidente como usted mismo saben que con quien realmente están negociando no es el propietario legal de esa comida, pero les da igual: un buen trato es un buen trato.

Las reclamaciones del dueño legítimo de esos alimentos no les convencen para que, en lugar de comerciar con el vecino del cuarto, hacerlo con el verdadero propietario. Ni siquiera les hace dudar el hecho de que éste y su familia vivan muy por debajo del umbral de la pobreza y los productos negociados sean, en realidad, su comida.

Seguir leyendo...

No hay comentarios:

Publicar un comentario