La casa del pueblo, pero sin el pueblo

Hoy se celebra la jornada de puertas abiertas en el Congreso de los Diputados y la afluencia de visitantes ha caído estrepitosamente. Recuerdo años atrás, cuando vivía en las inmediaciones de la Cámara Baja, cómo desde primerísima hora de la mañana las colas de ciudadanos se precipitaban calle abajo, hasta llegar al Paseo del Prado rodeando el museo Thyssen. Daba igual el frío o la lluvia, tal era el deseo de ver el lugar en el que se decidía el destino del país, la bautizada como ‘casa del pueblo’, que merecía la pena. Ya no. La casa del pueblo ya no es del pueblo.

Esta misma mañana, justo después de recibir a los pocos ciudadanos en las puertas de los leones, el presidente del Congreso, Jesús Posada, nos ha regalado en la televisión del régimen (TVE) una perla que delata el carácter de nuestra actual democracia: “Los ciudadanos influyen en los diputados y eso no puede ser”.
Seguir leyendo...

No hay comentarios:

Publicar un comentario