Desmontando a Rajoy con 4 cuentas


Mariano Rajoy anunciaba ayer durante el Debate sobre el Estado de la Nación que todas las rentas inferiores a 12.000 euros al año estarán exentas de pagar IRPF. Un anuncio populista, que juega con la desinformación de buena parte de la ciudadanía. Aquí explico por qué:

Un contribuyente sin hijos con un sueldo de 12.000 euros anuales paga unos 260 euros de IRPF. Si analizamos sólo algunos de los bienes y servicios más habituales en nuestra vida diaria nos llevamos alguna que otra sorpresa, sobre todo si lo comparamos con lo que pagaríamos antes de las subidas de IVA que el Gobierno de Rajoy aplicó en 2012.



La diferencia analizados los gatos anuales es casi 253 euros, es decir, 7 euros menos de lo que Rajoy perdona a quienes ni siquiera son mileuristas. Si sumamos las diferencias de IVA en productos como comida, higiene personal, tabaco, alcohol... veremos que la subida del IVA de 2012 supone mucho más que esos 260 euros de IRPF.

¿Cuánto ingresó de más el Gobierno gracias a esta subida del IVA? Unos 1.000 millones de euros más.
¿Cuánto ingresaría de más si el Gobierno reformara realmente nuestro sistema fiscal, haciéndolo realmente progresivo? Sería más justo socialmente, pues el IVA perjudica a todos, independientemente de las rentas...

Pues bien, con tipos impositivos del 45% a rentas superiores a 60.000 euros y del 50% a las mayores de 120.000 euros anuales, se conseguirían cerca de 2.500 millones de euros más... y, adivinen, en lugar de afectar a toda la población, únicamente tocaría a menos del 4% de la ciudadanía.

(Publicado en Espacios Europeos, febrero 2014)

No hay comentarios:

Publicar un comentario