Felipe y Mohamed, dos sextos de tres al cuarto

Los Reyes de España, los nuevos, porque los otros viven un retiro dorado, están en viaje oficial en Marruecos, donde Mohamed VI les ha recibido con honores militares. Felipe VI llega a Rabat en pleno Ramadán y el sultán le ha agasajado con un iftar en su honor, esto es, la única comida que los mulsulmanes pueden hacer durante el mes de ayuno.

El propósito de este viaje, hablando en plata, no es más que presentar oficialmente a la nueva pareja real y pasarle la mano por el lomo al sultán. Al margen de visitas a monumentos e inauguraciones, ni siquiera la Casa Real tiene a bien informarnos qué temas abordarán los monarcas. A esta hora, tampoco lo hace el ministerio de Asuntos Exteriores. La versión oficial girará en torno a algo así como "estrechar lazos de cooperación en la lucha contra la inmigración (aún no saben que contra lo que hay que luchar es contra los países desarrollados, que somos los mayores precursores de la imigración), contra el narcotráfico y el terrorismo y fortalecer las relaciones comerciales".

Seguir leyendo...

No hay comentarios:

Publicar un comentario