Matar a un pez gordo

La corrupción y el fraude continúan encabezando, por detrás del paro, el ranking de preocupaciones de los españoles, según el barómetro del CIS. No pasa un solo día sin que los medios de comunicación destapen un nuevo caso de corrupción que, además, supera en desfachatez al anterior. Blanqueos en cuentas suizas, planes de formación para mariscadas, tarjetas opacas, concesiones a dedo...

Sin embargo, el problema y, por tanto, nuestra preocupación, no debería ser la corrupción. El problema es el sistema que impulsa a ser corrupto. La Transición que tanto valoran, precisamente, quienes más se han enriquecido en los últimos años, ha tejido un sistema en el que quienes más prosperan son los que menos decentes son.

Seguir leyendo...

No hay comentarios:

Publicar un comentario