Se buscan profesionales buenos, bonitos y baratos


Hoy ha saltado la noticia de que España es uno de los países europeos que más dificultad tiene para encontrar trabajadores cualificados, a pesar de que su tasa de paro está por encima del 24% de la población activa. La conclusión se desprende de un estudio de la consultora Hays, cuyo director general sostiene que nuestra enseñanza superior es "estructuralmente fuerte pero se mantiene aislada del mundo de la empresa" y, además, "le falta cintura para adaptarse a las necesidades cambiantes del mercado".

¿Realmente este es el motivo por el que falta personal cualificado? Diría que no. Analicemos algunos datos que han ido surgiendo desde que esta estafa que llaman crisis nos comenzó a asolar. A finales del año pasado, una investigadora del CSIC desmentía los datos oficiales sobre jóvenes emigrados de España. Mientras que el Gobierno habla tan sólo de 225.000, el estudio del CSIC disparaba la cifra hasta los 700.000 jóvenes.

Lógicamente, no todos ellos son profesionales cualificados, pero un informe publicado por el ministerio de Empleo y Seguridad Social de finales de 2012 revelaba que entre la migración (cada vez más creciente) de jóvenes, eran los profesionales más cualificados los más numerosos y, en especial, los profesionales de la Ciencia, Medicina, Ingeniería y Arquitectura. Desde entonces, sospechosamente, el ministerio no ha vuelto ha meterse en camisas de once varas publicando más datos de este tipo.

En ese mismo estudio, se destacaba que prácticamente la mitad de los emigrados lo hacían para mejorar sus condiciones laborales... y no me refiero sólo a sueldo (punto interesante que veremos a continuación), sino a que, por ejemplo, según INNOVACEF, las oportunidades de formación de los que desempeñan una actividad en el exterior triplican la de los investigadores que trabajan en España. En este sentido, no puedo dejar de acordarme de Iván Naranjo, un joven programador al que tuve la oportunidad de entrevistar hace años y que con 22 años fue fichado por Microsoft para trabajar en Seattle. Naranjo contaba cómo allí un programador es realmente valorado y reconocido, a diferencia de lo que sucede en España donde se pagan al peso las líneas de código (quizás por eso quieren ahora enseñar Programación en la escuela, para generar más mano de obra y tirar aún más salario).

Federación Jóvenes Investigadores/Precarios #FJIparticipa participa@precarios.org from FJI Precarios on Vimeo.


Pasemos al tema de sueldo, por no ahondar en que según Mónica Oriol del Círculo de Empresarios, si eres mujer y tienes hecha la ligadura de trompas, tienes más probabilidades de conseguir el empleo. Según datos de Adecco, en España ganamos un 17% menos de sueldo que la media Europea. Sacamos pecho de ser uno de los principales países de la Unión Europea y, sin embargo, ocupamos el puesto 13 de los 28. En Alemania ganan de media un 36,5% más que nosotros, en Francia un 28,7% y en Reino unido un 28,1%. Otro informe de Infojobs y Esade también pone de manifiesto cómo tres cuartas partes de los trabajadores españoles están por debajo de los 1.300 euros al mes.

En resumen, ¿el problema de la falta de profesionales cualificados es la educación o, sencillamente, que las empresas no están dispuestas a pagar lo que realmente valen? El talento se nos va, se nos va a chorros en una hemorragia a la que nadie pone torniquete porque prefieren la explotación al talento. Y a esa fuga, nuestra ministra Fátima Báñez la llama "movilidad exterior", ignorante ella, que ni siquiera sabe que en España no se puede dar la movilidad interior. ¿Por qué? Por cosas tan estúpidas como que si te cambias de Comunidd Autónoma, para sacarte una tarjeta de residente para poder aparcar el coche, pertenecer a una asociación profesional o llevar a tu hijo al colegio tendrás que empadronarte, perdiendo todo cuanto tenías en tu lugar de origen.

Y mientras, seguimos mirando a otro lado o desviando la atención sobre lo malas que son nuestras universidades de cuyos profesionales se nutre el mundo entero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario