Un Pacto que apesta

Ayer, PP y PSOE realizaron su primer acto de precampaña electoral: la firma del pacto contra el terrorismo yihadista. El argumento para que ambos lo suscribieran a espaldas del Congreso de los Diputados y del resto de fuerzas políticas es que es precisa la unión contra los terroristas fundamentalistas. ¿Es que hay alguien que dude que todos los partidos están en contra del terrorismo yihadista? ¿Para qué es necesaria la firma de un Pacto como este? Y, más aún, ¿para qué le hacía falta al PSOE?

En lo que respecto al PP, poco hay que decir, puesto que con su rodillo parlamentario no precisaba de Pacto alguno para imponer su particular visión de la democracia. A fin de cuentas, la reforma del Código Penal ya se tramitó fraudulentamente por la vía de urgencia para, así, saltarse los preceptivos informes del Consejo de Estado y el Consejo Fiscal... y ello a pesar de que el propio Alberto Ruiz Gallardón, cuando todavía era ministro de Justicia en 2012, juró y perjuró que la cadena perpetua revisable jamás se aprobaría por esta vía pues requería del consenso mayoritario. Una mentira más. Pecador.
Seguir leyendo...

No hay comentarios:

Publicar un comentario