Debacle del PP y vuelve la avestruz

Se mire desde el prisma que se mire, perder 2,5 millones de votos es una debacle. Por mucho que el Partido Popular (PP) se escude en haber sido la fuerza política más votada, lo cierto es que el varapalo que ha recibido ha sido de aúpa, perdiendo todas sus mayorías absolutas en Comunidades Autónomas y entregando muchos Ayuntamientos  a otras fuerzas. Más allá de siglas de partidas, la gran triunfadora de las elecciones de ayer ha sido la izquierda y eso ha hecho temblar los cimientos de Génova.

En esta coyuntura, anoche vimos desfilar a todos los líderes de los partidos, incluidos Izquierda Unida y UPyD que no tenían precisamente una papeleta fácil, porque sus resultados han sido todavía más desastrosos. ¿Todos los líderes? No, uno no: a Mariano Rajoy no se le vio el pelo, dando muestras una vez más de su nulo carisma y su incapacidad para asumir responsabilidades. Dice muy poco de un líder el hecho de que en cuanto vienen mal dadas, opte por esconderse.

Seguir leyendo...

No hay comentarios:

Publicar un comentario