El activismo como aval político


Desde que el pueblo de Madrid posibilitó que Ahora Madrid estuviera en la alcaldía de la capital, se ha producido una debate acerca de si el pasado de activista de un político debe perjudicarle o no. Personalmente, me ha sorprendido que desde el PSOE sean de la opinión de que sí, de que si en el pasado desafiaste pacíficamente a la ley establecida por defender lo que considerabas justo, debes de pagar un precio político.

Yo soy más de la opinión de que un pasado de activista todavía te legitima más para ejerecer la política, te refuerza porque si algo demuestra es que eres fiel a tus convicciones, a tus principios, asumiendo las consecuencias que su defensa pueda acarrear. Si analizamos el caso de Rita Maestre, que me daría igual que fuera de Podemos, de IU o del PP -pensaría lo mismo-, vemos que se ha querido expulsar de la política a una mujer que decidió protestar porque en un Estado declarado aconfesional en su Constitución -esa tan sagrada- existen capillas en las Universidades pagadas por todos, mientras miles de jóvenes han tenido que renunciar a sus estudios universitarios porque no supuestamente no hay dinero para becas y han subido significativamente el precio de las matrículas.
Seguir leyendo...

No hay comentarios:

Publicar un comentario