IU o cuando las siglas son como las banderas, prescindibles

En estos tiempos en los que algunos identifican patriotismo con ciega devoción a símbolos como banderas o himnos, creo que es importante hacer un llamamiento a la razón. Hoy en día resulta más importante que nunca no caer en la trampa de la miopía identitaria, de aferrarse a elementos vacíos de significado para intentar reafirmar lo que debería cobrar sentido por sí mismo con hechos.

Patriotismo no es besar una bandera, sino ser solidario con tu compatriota, aportar tu granito de arena para que tu país -sea o no en el que naciste- sea un buen sitio para vivir... para TODOS. Besar una bandera, si no hemos velado para que todo el mundo quiera besarla porque representa su red de salvación, su garantía de bienestar, es como si besáramos un trapo. El mismo trapo que esos que presumen de patriotismo besan de cara a la galería pero que, en realidad, es con el que se limpian las manos de suciedad y sangre que tienen a sus espaldas, con los que han contribuido a generar un país desigual.
Seguir leyendo...

No hay comentarios:

Publicar un comentario