No es fácil ser de izquierdas

Ayer a última hora mi querida Rosa María Artal escribía una columna en eldiario.es titulada "No es preciso vivir debajo de un puente para ser de izquierdas". Merece la pena su lectura. En respuesta a esa tribuna, con la que en general estoy de acuerdo, creo que merece la pena ahondar en la reflexión. Tal y como indica Artal, "ser de izquierdas no es una religión, no implica sacerdocio ni voto de pobreza" y tiene toda la razón, pero implica de manera imperativa mantener una coherencia entre actos y discurso... de otro modo, a uno termina sucediéndole como al PSOE, que en los últimos años ha ido perdiendo por el camino buena parte de su ADN de izquierdas.

Seguir leyendo...

No hay comentarios:

Publicar un comentario