La resignación en griego se escribe Syriza

Syriza ha vuelto a imponerse en su tercera cita a las urnas en nueve meses. Hay que admitirle el mérito, como hay que destacar una nueva derrota de la derecha de Nueva Democracia, que se ha quedado a siete puntos de los de Tsipras. Sin embargo, ni en Grecia ni mucho menos en el resto de Europa se ha visto la explosión de alegría que se experimentó nueve meses atrás, ni siquiera la vivida con  el renferendum.

Y es que en un país donde el voto es obligatorio que la abstención haya rondado el 45% (un 8% más que en las primeras elecciones) cuando se sigue jugando tanto es muy significativo. La ilusión se ha esfumado y Tsipras ya no sale reforzado. Muchos de los que han vuelto a votarlo lo han hecho con más resignación que fervor.

Seguir leyendo...

No hay comentarios:

Publicar un comentario