Reino Unido deroga la Convención de los DDHH en guerra

Michael Fallon, el secretario de Defensa de Reino Unido, se despachó a gusto en la Conferencia del Partido Conservador de Birmingham. Se jactó de cómo su país lleva la democracia a otros confines del mundo. Para ilustrarlo, presumió de cómo aumentan sus tropas en Afganistán, de cómo contribuyen a las misiones de paz de África... cómo su ejército tiene más helicópteros de combate, más blindados... el quinto mayor presupuesto de Defensa Ataque en el mundo... Todo para eso, según él, para “estar listo para defender la libertad y el cumplimiento de la ley para avanzar en Democracia y la protección de los Derechos Humanos (DDHH)".

Y después de explayarse así, quiso hacer referencia a los veteranos de guerra. Fallon apuntó que, aunque están ayudándoles a encontrar trabajo, a tener un nuevo hogar cuando regresan del frente, en ocasiones los soldados se encuentran con demandas, con lo que calificó de “falsas acusaciones”. ¿Falsas acusaciones sobre  qué? Crímenes de guerra, tanto en Afganistán como en Irak.

Seguir leyendo...

No hay comentarios:

Publicar un comentario