8-M, todo el mundo es bueno

Hoy, todo el mundo es bueno. Son pocos los que en pleno 8 de marzo, Día Internacional por los Derechos de la Mujer, no se posicionan en esta lucha por la igualdad. Algún mendrugo hay, cierto, que reclama un día para los hombres, pero son los menos.

¿Qué sucede el resto del año? La realidad es bien distinta. Entonces, vemos como nadie en la élite -dominada por hombres- mueve un dedo para reducir la brecha salarial, mientras abajo hay quien se atreve, incluso, a negar tales diferencias de sueldos. El resto del año, vemos cómo mujeres que deberían dar ejemplo, como Soraya Sáenz de Santamaría o Susana Díaz, no agotan sus bajas maternales a pesar del sacrificio y esfuerzo que se necesitaron para conseguirla
Seguir leyendo...

No hay comentarios:

Publicar un comentario