Noruega consuma y apaga la radio FM

No corren buenos tiempos para la Frecuencia Modulada (FM). Noruega pasará a la historia por haber sido el primer país en desconectar todas las emisoras de FM. Se trata de una orden ministerial que obliga a quien quiera disfrutar de las ondas a hacerlo a través de la alternativa del DAB (Digital Audio Broadcasting), más concretamente, de su versión mejorada DAB+. Se trata del equivalente a la Televisión Digital Terrestre (TDT). Sin embargo, alguna emisoras se resisten a acatar la orden, como es el caso de del Metro Group de Oslo.


La posibilidad del apagón total de la radio FM se ha consumado cuando Noruega ha conseguido tener conectadas digitalmente hasta la última de sus más remotas regiones. Ninguna localidad se escapa de esta conexión, ni siquiera el archipiélago de Svalbard, en pleno Ártico.

A pesar de que es una medida de la que se viene hablando desde hace mucho tiempo, los opositores que se resisten al cambio son muchos. A fin de cuentas, buena parte, por ejemplo, de las radios de los coches –cerca del 50%- no están listas para hacer uso del DAB, por lo que es necesario reemplazar los equipos con el consiguiente gasto. Y es en este espacio en el que mayoritariamente se consume radio.

Entre las ventajas de DAB destaca la transmisión de una señal mucho más clara y limpia, con menos ruidos. Además, posibilita una variedad de canales más amplia, pues permite incluir seis veces más canales en una misma frecuencia. Salvando las distancias, lo mismo que prometía la TDT.
Noruega podría ser el país que abre el camino para que el resto de países europeos acometan también el apagón de sus radios FM. De hecho, algunos ya lo contemplan en sus calendarios: es el caso de Dinamarca (2019), Suiza (2024) o Alemania (2025).

En España, apagón del DAB

España, como siempre ha sucedido en la adopción de las tecnologías digitales (teniendo peor calidad y precios más caros), ni siquiera tiene una estrategia al respecto. Si a principios de los años 2000 España pareció liderar la adopción de DAB, desde 2002, prácticamente, su desarrollo está congelado. 

Diría, incluso, que ha ido en retroceso, dado que si hace algo más de una década la cobertura DAB en España era del 50% -para 2006, los planes pasaban porque se hubiera alcanzado el 80% de cobertura-, ahora y tras la modificación del Plan Técnico de Radiodifusión de 2009, que reducía la obligación de emitir en digital para el 20% de la población, se ha reducido en un 30%. Prácticamente sólo se escucha en Madrid y Barcelona.

En este apagón del DAB en nuestro país, el lobby de las grandes grupos mediáticos tiene mucho que ver. Aquí, donde existen alrededor de 25 millones de personas que escuchan la radio, la práctica totalidad de las emisoras disfruta de su posición desde principios de siglo. Unas posiciones que se fijan en dos bloques consecutivos de frecuencias, entre 195 y 223 Mhz.

No hay comentarios:

Publicar un comentario