Los pucheros de Rajoy

Mariano Rajoy escenificó ayer, pucheros incluidos, su abandono de la vida política. Se va tarde y mal, aunque incluso en el ala de la izquierda algunas voces aplaudan que no haya recurrido al tradicional dedazo del PP. Ni siquiera los motivos de abrir un proceso más democrático para elegir sucesor o sucesora es noble: nada tiene que ver con eso, sino con la postura rajoniana de huir del enfrentamiento, de dejar que las cosas se arreglen por sí solas sin que le salpique -o él crea que no le salpica- la porquería. Demasiado tarde.

Seguir leyendo...

No hay comentarios:

Publicar un comentario