17 días de ineptitud

Cuando una persona se desangra, precisa un torniquete. De nada sirve suplicar ese torniquete  si quien lo puede aplicar se niega una y otra vez y, cuando al fin acude a realizarlo, a la víctima no le queda sangre. Eso es exactamente lo que ha hecho Pedro Sánchez con el Open Arms y por ello nos avergonzamos de nuestro presidente del Gobierno.

Seguir leyendo...

No hay comentarios:

Publicar un comentario