La falacia del copago en autovías

La técnica del globo sonda continúa siendo un recurso al que recurren los gobernantes cuando no se quieren pillar los dedos. El último ejemplo es la ocurrencia del copago en las autovías del Estado cuya circulación por ellas hasta ahora financiábamos con nuestros impuestos. Parece ser que ya no basta con la sangría fiscal a que es sometida la clase obrera para cubrir los elevados costes de mantenimiento. El quid de la cuestión es ¿se está gestionando correctamente lo que se recauda y, además, se recauda lo que se debiera? Y la respuesta es no en ambos casos.

Seguir leyendo...

No hay comentarios:

Publicar un comentario