Sánchez se marca un Rajoy en Catalunya

Pedro Sánchez no cogerá el teléfono a Quim Torra mientras éste no condene la violencia que se vive en las calles de Catalunya y que, como vimos este fin de semana, se extiende a otras ciudades como Madrid. Esa es la excusa actual para no entablar el diálogo. Sánchez no justifica en cambio el porqué durante los pasados 16 meses desde que el PSOE llegó a La Moncloa no ha hecho más que extender la táctica de Rajoy: mirar para otro lado.

Seguir leyendo...

No hay comentarios:

Publicar un comentario