Subcontratar la represión

Una vez más, el discurso de la derecha cae por su propio peso: la llegada a las costas españolas de migración por vía irregular cayó prácticamente a la mitad. Así lo revela el último informe de a Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía (APDHA), que indica que mientras que en 2018 las llegadas alcanzaron las 64.120, en 2019 la cifra descendió hasta las 33.261. Con todo, se trata de una mala noticia: estas cifras no han de traducirse como un descenso de los flujos migratorios, sino como un refuerzo del tapón que está ejerciendo Marruecos, sin respetar los Derechos Humanos (DDHH).

Seguir leyendo...

No hay comentarios:

Publicar un comentario