La Noche de las Cacerolas

Llegaba tarde, tanto como más de 14.000 personas infectadas y casi 750 muertas contabilizadas. Cuatro días después de la declaración del Estado de Alarma, Felipe VI tuvo el cuajo de plantarse ante el país y, después de esa dejación de sus funciones -pese a los 8 millones de euros al año-, se incluyó en el paquete de "mucha inquietud y preocupación por esta crisis sanitaria". Mientras él hablaba, en todas las ciudades de España se podía oír una sonora cacerolada que le indicaba la puerta de salida del Palacio de la Zarzuela.

Seguir leyendo...

No hay comentarios:

Publicar un comentario