Crisis de fe en tiempos de pandemia

Jesús no descenderá a la tierra esta Semana Santa a morir crucificado; mientras, miles de personas, creyentes o no, viven un calvario y/o fallecen víctimas del coronavirus. Terrible paradoja, simbólica, pero paradoja al fin y al cabo. Como ha sucedido a lo largo de la Historia, la religión pone todo su empeño en revalorizarse, en presentarse como una apuesta a caballo ganador. El problema que subyace es que quienes dictan la fe acostumbran a ser quienes espolean a los caballos, que no son otros que l@s creyentes.

Seguir leyendo...

No hay comentarios:

Publicar un comentario