Cobarde de mirada huidiza

En ninguna de las fotografías del discurso de Navidad de Felipe VI que publica la Casa Real el monarca mira a la cámara. Ninguna. Antes de escribir estas líneas he querido comprobar lo que sucedía el año pasado y, efectivamente, en 2019 sí lo hizo. Este año, con el mensaje hueco que nos regaló anoche el Borbón, fue incapaz de mirarnos  a la cara, como el culpable que confiesa a medias, como el que no es sincero, como el cobarde.

Seguir leyendo...

No hay comentarios:

Publicar un comentario