Esta sede es una ruina

Pablo Casado anunció ayer que el Partido Popular (PP) se muda de Génova 13 para dar carpetazo a la corrupción, como si el inmueble estuviera maldito, como si quienes pisan aquellas oficinas entraran cuales querubines inocentes y salieran como las sabandijas avariciosas y corruptas que reparten sus huesos entre Soto del Real y Estremera. Quizás no se trata tanto de un golpe de efecto anticorrupción como de que la contabilidad del PP está bajo mínimos. Hay que hacer caja.

Seguir leyendo...

No hay comentarios:

Publicar un comentario