La serpiente de Mohamed VI

La Plaza Jemaa El Fna de Marrakech siempre trae a la mente dos poderosas imágenes: la muchedumbre caminando de un lado a otro entre los puestos de naranjas y los curanderos y encantadores de serpientes. Lo que no acostumbra a contarse es cuántos de estos encantadores mueren al año por mordeduras de sus reptiles. Hace unos cuatro años, los seis minutos de agonía de un encantador después del beso mortal de su serpiente dieron la vuelta al mundo por las redes sociales. Mohamed VI parece en ocasiones encantador, pero en realidad es serpiente. Tras la nueva vuelta de tuerca al chantaje de Marruecos de ayer, queda saber si España y la Unión Europea se dejarán dar el beso de la muerte.

Seguir leyendo...

No hay comentarios:

Publicar un comentario