Banquete de sátrapas

Pedro Sánchez consumó su fechoría democrática y, a pesar de no contar ni con el respaldo del Consejo de Ministros ni del Congreso, acordó con Mohamed VI una política que sitúa a España del lado del invasor ilegal del Sáhara Occidental. Dice el diccionario de la Real Academia de la Lengua que sátrapa es quien gobierna despótica y arbitrariamente y que hace ostentación de su poder y eso es, precisamente, lo que hizo ayer Sánchez, que al ser preguntado por su soledad parlamentaria zanjó la cuestión con que es él y sólo él quien marca la política exterior de España.

Seguir leyendo...

No hay comentarios:

Publicar un comentario