Cuesta de septiembre y a empujones

Arranca un nuevo curso y la actual coyuntura económica es una prueba de fuego para todo el mundo. La inflación desbocada, con un precio de la energía que no parece tocar techo pese a contar con el tope al gas, evidencia que en el pasado no hicimos los deberes en materia energética y que en el presente nuestros representantes suspenden en sentido de Estado. Buena parte de la ciudadanía tampoco sale bien parada, poniendo en práctica el refrán 'a río revuelto, ganancia de pescadores', lo que terminan convirtiendo la cuesta de septiembre en un ascenso en el que, además, se sufren constantes empujones.

Seguir leyendo...

No hay comentarios:

Publicar un comentario