La Educación que nos PISA

Hoy se han revelado los resultados del Informe PISA 2009, que vuelve a dejar el sistema educativo español en muy mal lugar: hasta 12 puntos por debajo de la media de la OCDE. El dato, se mire como se mire es malo, pero si además se hace desde la óptica de que en toda una década no hemos sido capaces de mejorarlo, aún es peor. Dice muy poco a nuestro favor.

¿Y qué hace nuestra querida clase política? Pues como las competencias en materia de Educación están transferidas, se tiran los trastos unos a los otros, presumiendo en el mejor de los casos de un puesto menos mediocre. Vean si no, informaciones acerca de Canarias, Castilla La Mancha, La Rioja o Cataluña. Pero verdad sólo hay una y es que nuestros jóvenes de 15 años van por mal camino con esta educación... por tan mal camino como las 10 generaciones que les preceden.

Se lo pueden plantear de otro modo. Si hace diez años lo hubiéramos hecho bien, ¿los jóvenes que ahora tienen 25 años nos ayudarían mejor a salir de esta puñetera crisis? Diría que sí o que, por lo menos, no ejerceríam un efecto negativo. Hace mucho tiempo que nuestro sistema educativo tocó fondo. Algo parecido le sucedió a Finlandia hace años y hoy, en cambio, lidera el ránking junto a Corea del Sur. ¿Por qué no mirarnos en el espejo finlandés?

Nota curiosa para la reflexión: en Finlandia, prácticamente, no existe la educación privada. ¿Le suena? Imagino que no, porque en España vamos camino de tener la situación contraria, más aún con uno de los argumentos que más he escuchado en los últimos años: "hemos apostado más por la equidad que por la excelencia". Eso, ¿qué significa? ¿Que ha sido un error tratar de extender la educación a todo el mundo, que eso significa renunciar a la excelencia? ¿Que la excelencia sólo es patrimonio de una élite -normalmente, adinerada-? No creo que una cosa vaya reñida con la otra, pero de eso se tienen que dar cuenta nuestros gobernantes y su oposición, dejando de utilizar el sistema educativo como arma arrojadiza... porque nos la clavamos todos y la herida, cada vez, es más profunda y tardará más en cicatrizar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario