Prosaharauis agredidos en el Foro Social Mundial

Aunque los medios generalistas no le prestan demasiada atención, estos días se celebra en Dakar el Foro Social Mundial (FSM) en Dakar (Senegal), una cita que en ocasiones anteriores se venía celebrando de manera paralela a la pantomima de Davos y que este año se centra en la historia de resistencias y luchas de los pueblos africanos.

Precisamente y durante el acto inaugural el pasado 5 de febrero, la delegación saharaui formada por activistas de derechos humanos de los territorios ocupados, saharauis de los campamentos de población refugiada de Tinduf y activistas del movimiento de solidaridad español (CEAS-Sahara) fueron rodeados por centenares de ciudadanos marroquíes que agredieron e insultaron a la delegación hasta el punto de que fue necesaria la intervención de la seguridad del propio Foro.

Una vergüenza que se prolongó días después, cuando decenas de marroquíes ocuparon la sala donde estaba previsto el taller en favor del derecho de autodeterminación del pueblo saharaui, impidiendo la celebración del mismo, agrediendo a los y las ponentes y robando parte del material con el que se iba a desarrollar la jornada.

Con todo, los saharauis y prosaharauis vuelven a dar una lección de pacifismo y de infinita paciencia. Tanto es así que el comité de organización del Foro Social Mundial ha iniciado un "proceso de diálogo" entre las asociaciones del Sáhara y de Marruecos que participan en el encuentro en Dakar (Senegal). Eso sí, ha sido necesario que se refuerce la seguridad de los prosaharauis.

Uno de los responsables de esta undécima edición del FSM, Taoufik Ben Abdallam, ha confirmado que "ha habido agresiones y gente que ha tenido miedo", por lo que "se ha acometido un refuerzo de la seguridad". Según Taoufik, "hemos hablado con las organizaciones marroquíes para que entiendan que estos episodios pueden suponer el fracaso del Foro y explicarles que aquí cada uno puede llevar la bandera que quiera".

No hay comentarios:

Publicar un comentario