La transparencia opaca de las energías verdes

En época de campaña electoral las inauguraciones no es lo único que se adelantan, dándose baños de multitudes y llegando a inaugurar, incluso, aeropuertos sin licencia para operar vuelos. También se juega con los datos, presentándolos a la ciudadanía en el momento y manera que más conviene para los intereses partidistas. Tomemos como ejemplo la presentación que tuvo lugar ayer del Balance Energético 2010, en el que el Gobierno subrayó el extraordinario crecimiento de las energías renovables, que suponen ya el 13,5% del consumo de energía total. El año anterior, según estas mismas fuentes, representaron un 12,3%.

Según el ministerio de Industria, en 2010 se ha producido un curioso ajuste respecto a 2009 en el reparto de generación de energía verde. Tomemos tanto para 2009 como para 2010 la misma fuente, el ministerio de Industria, pero diferentes organismos: para 2010 datos del Balance Energético 2010 y para 2009 el Observatorio de Energías Renovables del Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE):


Ya no es sólo que en mitad del debate por las nucleares el Gobierno se presente como el más verde de la última década, sino que en el caso de energías como la solar, los datos no cuadran: Desde el ministerio se habla de una aportación en 2009 del 2% mientras que desde el IDAE tan sólo se le otorgaba un peso del  0,7%. ¿Qué sucede con los datos?

Este Gobierno tiene una curiosa tendencia hacia la transparencia opaca cuando se trata de presentar cierta información. Miguel Sebastián, como economista que es, sabe jugar con los números -de neumáticos no sabe, pero de números sí- pero una cosa es presentarlos de un modo ventajoso y otra modificarlos.  En Alemania los verdes han pegado un buen susto a Merkel tras el fiasco de las nucleares; Zapatero no quiere que le suceda lo mismo, ni siquiera en las próximas elecciones municipales y autonómicas.

Ya se sabe, antes verde que colorado... aunque para ello uno se arriesgue a que le saquen los colores.

No hay comentarios:

Publicar un comentario