La 'realidad real' del Sáhara Occidental

Tras una semana de duro trabajo y un viaje de regreso lleno de sorpresas, terminó el FiSahara y volvemos a nuestra realidad. Y digo nuestra porque nada tiene que ver con la realidad global, la realidad real. Parece una redundancia, pero no lo es. Unas horas después de caminar por la arena abrasadora bajo un sol que comienza su particular verano de casi 50 grados centígrados, conducíamos un coche por la M-30 (carretera de circunvalación de Madrid), como si se hubiera borrado de un plumazo toda una semana.

Este año, además, se dio una de esas ironías de la vida: mientras FiSahara, levantado como un proyecto de cooperación con nuestros hermanos saharauis, reclamaba la autodeterminación de este pueblo, la libertad de un Estado reconocido cada vez por más países, nuestro rey, el Borbón, visitaba a Mohamed VI. A pesar de que desde la Casa Real se aseguraba que esa visita se venía posponiendo desde el pasado mes de agosto, el dictador marroquí ha debido disfrutar con esa coincidencia. Y el Borbón, pues como siempre, ausente. Cada vez más.

La realidad real se nos escapa entre los dedos, se oculta tras nuestro ADSL, nuestros coche de 140 caballos o nuestra casita en la playa... incluso, tras nuestras facturas impagadas, nuestro último subsidio por desempleo o la denegación de plaza en una guardería. Por ambos extremos, por exceso y por defecto, perdemos la realidad real. Incluso, como otros años, andamos tan cegados que se pueden llegar a oir comentarios, en referencia a los campamentos de refugiados saharauis, que aluden a que "no están tan mal".

Qué lástima quien piense así. Qué lástima quien no vea más allá y se admire y se sorprenda de la fortaleza, la resistencia, las ganas de vivir de un pueblo que ha sabido levantarse a pesar de que Marruecos, España y el resto de la Comunidad Internacional les trata de poner el pie encima constantemente. Qué lástima quienes no vean más allá, quienes no crean que en los sorprendente del hecho de que, después de todo lo que el Gobierno de España le ha hecho al pueblo saharaui, éste sepa distinguir muy bien entre 'gobierno' y 'sociedad española', a la que quiere, aprecia, y con quien se hermana.

Y es que, como dijo el actor José Manuel Seda durante la clausura de FiSahara, "el pueblo saharaui es un ejemplo para el mundo, aunque el mundo no lo sea para él". 

4 comentarios:

  1. ¿Usted sabe por que los saharauis no hablan amazigh?
    Pues no tema que yo no se lo pienso explicar.
    Solo le informare que los españoles no liquidamos a los aborigenes
    En cuanto al lugar comun de los buenisimos saharauis le remito a la guerra de 1958 que, en nuestro lugar y nuestro territorio, sostuviron 20.000 sodados franceses... por aquello del petroleo (siempre hay quien vende las armas quien las compra y quien se las entrega a los pringaos ejemplo: Libia sin ir mas lejos) y como averiguar quien paga pone sobre la pista de muchas cosas indágelo...si se atreve
    Nadie estan santo como dice serlo y los saharauis , perdon los jefes de la faccion de tinduff, posiblemente menos que los del Aiun y los de Tan Tan
    http://www.memorialdevictimas.org/
    y los españoles.. menos malos de lo que Ud se cree

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. no hay peligro mayor que el mal-informado que se cree de vuelta de todo. Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Le agradezco su certero diagnostico

    Puede ser que asi sea...pero como Vd. no ha podido ser testigo de los hechos tiene que vivir de lo que te cuentan.

    Creer que "todos los saharauis son buenos" es tan racismo como creer que "todos los españoles son malos" (o viceversa).

    Es la moda y los jovenes no pueden ver fuera de la moda y quien no se atenga a la moda está "mal-informado"

    Pero ya sabe Vd que la frase de RT " cuando el dedo señala a la luna...etc " afortunadamente se queda corta, no son solo los imbeciles los que quedan "mirando al dedo" Sobre todo cuando es un dedo "mal-informado"

    En fin ya se sabemos que el primer principio del management dice "lo que no entiendo no debe ser importante" y que las historias de buenos contra malos son las que triunfan

    Asi que celebro que mi mensaje no le haga plantearse nada excepto mi mala-informacion.

    Aunque a lo mejor... usted me esta señalando en otra direcccion y tendria que preguntarle ¿mala? ¿Para quien?

    Saludos

    ResponderEliminar
  4. Aquí nadie expone ni que todos los saharauis sean buenos ni que los españoles malos. Aquí, de lo que hablamos es de Historia y de Derecho Internacional. España cometió una ilegalidad en 1975 que no ha querido reparar desde entonces, contando para ello con la complicidad de la Comunidad Internacional. Y eso, amigo mío, no está sujeto a valoración: son, sencillamente, hechos. Todos los demás, con un café o una cerveza, lo discuto encantado con usted, intercambiamos bibliografía, contactos y hasta, si quiere, hacemos una quiniela.
    Saludos

    ResponderEliminar