Un Estado policial no es Democracia

(Sergio Pérez)

La Policía Nacional llegó ayer demasiado lejos y las imágenes, las emitidas por TVE (no las colgadas en YouTube, que son de mayor crudeza), delató el modo en que se reventó la manifestación del 25-S. En un momento dado y sin provocación que lo justificara, los antidisturbios cargaron contra la masa pacífica y estática, aporreando a todo el que se cruzara en su camino. A partir de ese momento, todo se desmadró, a pesar de los numerosos intentos por parte de los manifestantes -que no de la Policía- de calmar los ánimos.

Es cierto que hubo un grupo de exaltados entre quienes reclamaban una verdadera Democracia (para lo cual es imprescindible la dimisión de este Ejecutivo), pero como sucede con la mayoría de quienes ayer se escondían encerraban ayer en el Congreso, esos no nos representan. Lo curioso es que estos exaltados no aparecieron hasta pasada la primera carga de los antidisturbios. La Policía ayer no guardó el orden, fue quien lo rompió y tuvo fortuna de que la masa, muy superior a su contingente, no le diera a probar de su propia medicina y, de hecho, frenarara a quienes sí lo quisieron hacer, pero quizás esto no siempre sea así. A fin de cuentas, es humano querer responder a agresiones injustificadas.

Varios diputados, con Alberto Garzón (IU) a la cabeza, fueron también víctima de la violencia desmedida de un Cuerpo Nacional de Policía que, lamentablemente, esta vez tendrá muy difícil salir de rositas. Y digo lamentablemente, porque si no lo hace es por las responsabilidades que habrán de depurarse por la lesión medular que provocó a un manifestante, víctima de la porra fácil de los antidisturbios.Tan sólo en una ocasión pudimos ver a un antidisturbio dialogando con un manifestante, ya prácticamente al final, y qué casualidad, a partir de ahí la concentración que quedaba se disolvió sin mayores incidentes, dando pruebas una vez más de que algo se había hecho mal previamente por parte de los ya rebautizados como "policías prodisturbios". Un Estado policial nunca ha sido, es ni será una Democracia.

Mientras miles y miles de personas exigían la dimisión del Gobierno bajo una lluvia de porrazos policiales, salvas de pólvora y disparos de bolas de goma, el Ejecutivo y el PP al completo seguía su filosofía de "si no lo veo, no está pasando". Ni una sóla comparecencia para dar explicaciones y lo que es peor, nuestro presidente presumiendo de su posado con los Obama al otro lado del charco en esos momentos. Rajoy, un tipo con sentido de Estado, ya ven.

Como en tantas otras ocasiones, los compañeros de la prensa también recibieron lo suyo. Lo contaron la práctica totalidad de los allí desplazados, aunque el relato de los periodistas de TVE nada tuviera que ver con las imágenes que retransmitía... o aunque La Razón vuelva a adaptar la realidad a su gusto. Si para su director, Francisco Marhuenda, lo vio ayer fue un golpe de Estado a la democracia, lo que él hace es terrorismo informativo.

Sea como fuere y con las primeras planas de Internacional abordando el tema por todo el mundo con más o menos acierto, lo que se ha evidenciado es el lamentable estado en que se encuentra nuestra Democracia, la poca talla política de los que se llaman asi mismos representantes de la ciudadanía y el estado policial al que nos ha llevado un Gobierno autoritario que llegó al poder mediante mentiras y que una vez en él gobierna como si tuviera un cheque en blanco, ninguneando al Congreso que ayer, paradójicamente, alababa y a todos los agentes sociales.
 
Incluso y gracias a la presidenta argentina, Cristina Fernández, las brutales agresiones de la Policía llegaron al seno de la ONU, cuando durante su discurso denunció que "mientras hablamos aquí se está produciendo una represión contra los indignados (en Madrid) que se oponen a las políticas de ajuste" del Gobierno español.


Hoy a las 19:00, nueva concentración en el Congreso. El pueblo ya no tiene miedo; el pueblo piensa y ese es el arma más peligrosa contra la que no puede vencer el Gobierno, ni siquiera destruyendo el sistema educativo. Ya es demasiado tarde para ello. Que disfruten los que buena parte del pueblo español quiere que sean sus últimos días en el poder.

1 comentario:

  1. pues a alguien ya le ha costado caro la estupidez de unos convocantes absurdos y de un acto estupido

    Lamentable

    Creo que a a cierta izquierda , como quiere seguir robando junto con los de la derecha,convoca estos actos para que nadie les exija respnsabilidad ni se investigue sus robos. Envueltos en la bandera roja o republicana se vuelven intocables.

    Exactamente lo mismo que esta haciendo Mas en Cataluña Envuelto en la señera, ni da explicaciones de sus actos economicos ni dice porque ni para que pide 5.000 millones a España ni aclara la gestion nefasta deel mismo ni de sus predecesores Todo al módico precio ( para el) de iniciar un proceso desatroso para todos y en el peor momento posible

    Circula por ahi una copia del BOE de 1934 donde el Gobierno de la Republica impuso el esatdo e Guerra debido a la traicion del gobierno de la Generalitat y su sublevacion armada

    Los politicos siguen utilizando alagente para sus proios fines sin importarles sus consecuencias

    ResponderEliminar