Miedo

Hoy puede ser un día histórico. De hecho, ya lo es, independientemente del número de personas que secunde la huelga general, pues sólo haberse coordinado en varios países de Europa para convocarla ya supone un hito. A pesar de ello, lo realmente importante es que el seguimiento sea masivo, que se paren los países en los que está convocada, que se produzcan protestas por toda Europa por las políticas que en más de cuatro años no han hecho sino empeorar la situación de la ciudadanía. En España será complicado porque el país, con prácticamente un 26% de desempleo, ya está semi-parado, en servicios mínimos.

El factor clave para el éxito o el fracaso del paro general será el miedo. Ayer, unas cuantas llamadas telefónicas y un par de correos electrónicos me bastaron para constatar que en España sigue habiendo mucho miedo al despido: Trabajadores que han recibido amenazas explícitas o implícitas de despido inmediato si secundaban el paro y, cito textualmente, "no está el patio para quedarse sin trabajo justamente ahora". Ya sucedió en la anterior huelga general del 29-M.

¿Se puede vivir con miedo? Mañana, un día después de la huelga, ¿tendrá menos miedo o seguirá siendo un número en manos del empresario, estando a su merced gracias a una reforma laboral contra la que no protestó? No sólo no tendrá menos miedo sino que, además, tendrá remordimientos por no haber ayudado a cambiar la historia. Aún está a tiempo y, de trabajar obligado por sus circunstancias y esas amenazas de despido, al menos, denúncielo anónimamente, utilice Twitter, correos electrónicos a periodistas, cualquiera de los muchos medios a sus disposición para que la opinión pública se encargue de ese vil empresario.

Nota: Hoy, porque es mi obligación moral, trabajaré pero única y exclusivamente para informar sobre la huelga general y combatir las posibles manipulaciones del régimen y sus medios afines.

1 comentario:

  1. dices:"en España sigue habiendo mucho miedo al despido"

    ..que cobardes son los españoles pobres ¿verdad majete? Si muy cobardes y muy despreciables para alguien como tu que por lo visto es tan valiente que no tiene que tener miedo al despido

    Las gentes de las aristocracia roja sois asi como a vosotros si os despiden de un sitio os cogen en otro ..claro asi no teneis miedo al despido los que lo tienen( tal vez porque solo este a su alcance ese trabajo que tiene) los qu e no son de buen a familia esos, son unos mierdas y unos cobardes

    los revolucionatas de salon Estais tan lejos de la clase obrera que os dedicais a insultarla a todas horas

    ¿y os auto titulais Izquierdistas ?

    Izquier-hostias

    ResponderEliminar