El ERE de Telemadrid, otro borrón de la reforma laboral y más soberbia del Gobierno del PP

(Efe)
La reforma laboral que sólo es del agrado del Gobierno y de la patronal vuelve a dar muestras de su ineficacia. A pesar de que desde el Ejecutivo se clama que ha reducido la destrucción de empleo, la realidad es que cada vez queda menos empleo por destruir. A ello se suma otra pregunta, ¿se ajustan a derecho los ERE masivos que han ejecutado las empresas? La reciente sentencia de la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) responde a esa cuestión con el caso de Telemadrid: No.

La reforma laboral ha sido un auténtico rodillo para el empleo; sólo en 2012 se registraron más de 33.000 ERE, es decir, un 56,3% más que el año anterior: 5.237 ERE de despido (21% más), 15.216 de reducción (45% más) y 12.622 de reducción de jornada (96% más). En total, casi 452.000 trabajadores que se han visto afectados por esta fórmula, lo que según los datos del Boletín de Estadísticas Laborales del Ministerio de Empleo y Seguridad Social, se traduce en un 31,5% más que en 2011.

Sin embargo, la legalidad de todos estos procesos está algo más que en entredicho y, como consecuencia de ello, los casos sobre despidos colectivos en la Sala de lo Social de la Audiencia Nacional han crecido un 48,45%. Por su parte, en los juzgados de lo Social, donde se tratan los despidos individuales, se registraron más de 400.000 asuntos (un 7,31% más). Dicho de otro modo, los tribunales comienzan a colapsarse gracias a una reforma que ni siquiera ha logrado el fin con el que el Gobierno se la vendió a los ciudadanos.

Por si ello no fuera poco, ayer conocíamos que el ERE de Telemadrid, que dejó en la calle a 861 trabajadores, no se ajusta a derecho. Así lo sentencia el TSJM, cuya sentencia podría implicar la declaración de despidos improcedentes y, como tales, un coste asociado de 70 millones de euros más, pasando de los 30 a los 100 millones. Pero a igual, a todos. A los trabajadores, porque no quieren indemnizaciones, lo que quieren es ser readmitidos, lo que desean es trabajar; y a Ignacio González, el presidente de la Comunidad de Madrid, porque se pasa literalmente por el forro la sentencia judicial y mantiene un ERE declarado ilegal.

Implícitamente, el TSJM da la razón a quienes siempre tacharon el ERE de limpieza ideológica. Que la gestión económica de Telemadrid fue nefasta es un hecho, pero que se envíe al matadero a dos plantas enteras del ente y, sospechosamente, a los más ruidosos, a los que no estaban dispuestos a comulgar con la manipulación informativa, es sencillamente deleznable. Cientos de buenos profesionales en la calle por los motivos equivocados. Y en el ente público nacional, en la televisión del régimen (TVE), cientos de profesionales víctimas de otro rodillo ideológico que está sufriendo merecido castigo con caídas de audiencia en todos sus espaciones informativos, desde los telediarios, a los Desayunos de La 1 o Informe Semanal.

Ese es, por ahora, el consuelo que nos queda: la sociedad no traga con la irrealidad que nos presenta el Gobierno del PP, esquilmando con ello el dinero público. Toca ahora poner en valor sentencias como la de Telemadrid e ir recuperando el terreno perdido que nos ha robado una reforma laboral que nunca debió nacer y un partido político que llegó al poder de un modo absolutamente ilegítimo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario