Sé infiel, pero mira con quién

Arturo Fernández, actual presidente de la Confederación Empresarial de Madrid (CEIM) se ha dado hoy un baño de multitudes en Madrid. El motivo era el anuncio de su candidatura a la presidencia de CEIM en las elecciones del próximo 24 de marzo. El acto ha tenido lugar en el hotel Ritz y no sólo ha reunido a un buen puñado de dirigentes del PP, con Esperanza Aguirre a la cabeza (a fin de cuentas, siempre fue su principal palmero), sino que, y esto me duele especialmente, también han acudido los líderes regionales de UGT y CCOO.

Uno ya anda curado de espantos con estos dos sindicatos y hay pocas cosas que a uno le sorprendan, pero no por ello dejan de escocer. Y ver que quienes tienen el deber de defender a los trabajadores acuden a adorar a un personaje como Fernández, que tanto daño ha hecho a la clase trabajadora, pues no es grato, ciertamente. En esencia, es un acto de traición a la clase trabajadora, un gesto más de estos dos sindicatos de cómo llevan a la práctica aquello de “sé infiel, pero mira con quién”. Y Arturo Fernández debe interesar.

Seguir leyendo...

No hay comentarios:

Publicar un comentario