En el día del libro, cuentos chinos y esperpentos

El director general de la Policía, Ignacio Cosidó, ha querido hoy homenajear al día del libro contando un cuento chino en el Congreso. Así se desprende de su particular relato del pasado 22-M, en el que la actuación y el despliegue policial fueron correctos y, sin embargo, le ha costado el puesto al máximo responsable de la primera Unidad de Intervención Policial (UIP) de Madrid. No sólo eso, dado que "el dispositivo fue perfectamente diseñado" y, como acostumbra a decir el condecorador de Vírgenes, Jorge Fernández-Díaz, "la actuación policial es ejemplar", a Cosidó no se la ha ocurrido sugerir otra cosa que crear un cuerpo de élite entre los antidisturbios.

¿De qué servirá esta unidad de élite si se le ordena estar quieta  cuando está rodeada? ¿Significa esta sugerencia que la actual UIP es de segunda división, que aporrea poco para el gusto de Fernández Díaz o, sencillamente, es un ingrediente más del cuento chino relatado por Cosidó? En todo caso, colegas de las prensa y ciudadanos en general, prepárense a recibir "calor negro" (como llaman los antidisturbios a los golpes con porra) a diestri y siniestro, porque, como hoy también hemos podido constatar en el Congreso, a Cosidó le importa un carajo que sus esbirros se sobrepasen, como ha quedado más que patente que hicieron durante los actos del 29-M, hechos sobre los que hoy no ha fabulado.
Seguir leyendo...

No hay comentarios:

Publicar un comentario